Pular para o conteúdo

Ingreso Mínimo Garantizado de Colombia: todo lo que usted debe saber al respecto

La pobreza y la desigualdad son una cuestión social que es una consecuencia común de las malas relaciones de distribución de la riqueza. Sin embargo, encontrar la causa específica y la solución a esto es algo complicado y el desafío más presenciado en la mayoría de los países. Siendo así, el gobierno de Colombia, como otros gobiernos de otras naciones, establecen ciertos beneficios sociales para el alivio de esas cuestiones y para el amparo de sus víctimas. Un ejemplo de esto es el INGRESO MÍNIMO GARANTIZADO.

De esta forma, echa un vistazo ahora a alguna información relacionada con esta oportunidad y descubre si puedes ser contemplado por ella.

Ingreso Mínimo Garantizado de Colombia: todo lo que usted debe saber al respecto

Ingreso Mínimo Garantizado Fuente: SDP

Los conceptos generales referentes al Ingreso Mínimo Garantizado

Como se dijo anteriormente, Colombia, así como otros países alrededor del mundo, también se ocupa de los desafíos referentes a la pobreza y la vulnerabilidad socioeconómica, lo que hace necesaria alguna intervención para remediar estas causas. Sin embargo, conocer las causas generadoras de estas situaciones es la parte realmente desafiante del proceso de intervención. De ese modo, se ofrecen iniciativas que puedan lidiar con los resultados de ella, iniciativas estas conocidas como programas y beneficios sociales. Uno de ellos es el INGRESO MÍNIMO GARANTIZADO, con el público objetivo dirigido a las familias pobres de la ciudad de Bogotá. Esto funciona como ayuda financiera para reducir el índice de pobreza en esa ciudad. 

Esta asistencia se inició en el año 2020 y desde este período ha atendido a MILLONES de personas. Cerca de 300 mil hogares fueron beneficiados. 

Ver también: Vea ahora la oportunidad colombiana que resolverá sus límites de crédito

Los requisitos para cumplir con esta oportunidad

Todas las ofertas de beneficios deben establecer reglas y requisitos de participación, y estos son definidos por los propios ofertantes, no pudiendo ser violados o incumplidos por otros. Siendo así, ante el beneficio del ingreso mínimo garantizado, es preciso estar cumpliendo los siguientes:

  • Registrarse en la plataforma de Sisbén de Bogotá;
  • Estar clasificado en los grupos A o B de Sisbén IV;
  • No está siendo beneficiado por otros programas de transferencia de ingresos del gobierno;
  • Tener cuenta abierta y activa en las instituciones financieras que poseen parceiria con la Secretaria Distrital de Finanzas;

Si necesitas acceder a más información para saber si eres apto para ser beneficiario del INGRESO MÍNIMO GARANTIZADO, solo tienes que visitar alguna subdirección local. Allí usted será debidamente orientado sobre esta oportunidad para ser contemplado o no, a depender de su realidad en específico. Es válido resaltar que por medio de los canales digitales usted puede estar verificando aquellas más próximas a su localidad para facilitar su acceso presencial a ellas. 

Haga clic aquí para acceder a la plataforma de Sisben ➜

Ver también: Vea AHORA las últimas novedades sobre la renta ciudadana colombiana

Los valores de pago de la prestación

El valor de los recursos, por su parte, no se basan en la igualdad sino en la equidad, por lo tanto, aquellos que necesitan más, recibirán más, y aquellos que necesitan menos, recibirán menos. Sin embargo, el máximo que una familia puede recibir es $ 740.000, ya que el mínimo es $ 60.000. De esta forma queda claro que el gobierno trabaja con el sentido real de justicia si se piensa que en algunas localidades la distribución no funciona bien así. Además, sobre esta recepción es válido resaltar también que la asistencia del INGRESO MÍNIMO GARANTIZADO se basan en 3 principios específicos. Estos son los siguientes: 

  • La progresividad: como ya se ha dicho, los más pobres reciben más, pues, tiene más necesidad;
  • La sensibilidad demográfica: las familias más grandes necesitan más, pues sumando la cantidad de personas se suman también los gastos y las necesidades;
  • Complementariedad: las que no reciben de otros programas necesitan más recursos.

Los pagos del beneficio de transferencia se basan en estos principios. Estos funcionan como una regulación de la forma y es en esta obediencia que los recursos se mueven para cada uno de los beneficiados. Por último, para aquellos que no encajaron en los criterios, incluso entrando en contacto presencialmente con quien podría orientarle, como fue especificado anteriormente, otras iniciativas asistenciales, que contiene con diferentes normas y requisitos también se pueden conferir y analizar sobre la base de su público objetivo. 

Ver también: Descubra ahora las ventajas para las madres solteras colombianas